Consultas legales - 807 520 008

martes, 20 de mayo de 2014

¿Qué hacer si el casero no ha depositado la fianza?



El depósito de la fianza legal, previsto por la Ley de Arrendamientos Urbanos -DATercera- es en realidad una forma de financiación de las Comunidades Autónomas, que han establecido dos medios coactivos para lograr esa financiación, de un lado un sistema de sanciones al infractor y de otro la prohibición al inquilino de acogerse a las deducciones autonómicas de alquiler en IRPF si no ha sido depositada la fianza.

Lo cierto es que salvo en la Comunidad autónoma gallega que permite al inquilino deducirse con  copia compulsada de la denuncia presentada ante el Instituto Gallego de la Vivien­da y Suelo por no haberle entregado justificante del depósito de la fianza la persona arrendadora, en el resto de las CCAA que tienen prevista deducción en IRPF por este concepto hacen recaer sobre el inquilino una obligación de difícil, cuando no imposible, cumplimiento, obligar al casero a depositar la fianza.

En esto supuestos considero que lo acertado, mientras no se modifique la normativa será:

1.- Requerir de modo fehaciente al casero para que deposite la fianza.

2.- Una vez cerciorado el inquilino de que el casero no ha cumplido esta obligación,  dirigir escrito al Organismo autónomo depositario de las fianzas arrendaticias, manifestando  que al no haber depositado la fianza el casero, se autorice al inquilino a hacerlo en su nombre.

3.- Proceder al depósito de la fianza.

4.- Remitir buro fax al casero  con copia de lo anterior, comunicándole que debe aplicar el importe de la fianza en su poder no depositada al pago del próximo mes de alquiler.

Es conveniente dejar constancia escrita y conservarla de todos estos trámites ya que considero que estos documentos amparan suficientemente al inquilino tanto ante la AEAT en una inesperada 'liquidación paralela', como frente al casero ante una reclamación de ese mes de alquiler.