Consultas legales - 807 520 008

jueves, 27 de noviembre de 2014

¿Puede el Presidente de la Comunidad invocar error en un allanamiento de morada?



Hechos, según la versión mayoritariamente aceptada por el Tribunal del Jurado:

El Presidente y copropietario de una Comunidad en régimen de propiedad horizontal  visita la azotea del edificio con el fin de comprobar las obras que estaba ejecutando el propietario del ático, a tal fin saltó el muro que separa las zonas comunes con las zonas usadas en exclusiva por dicho propietario, y en la creencia de que en su condición de presidente de la comunidad se encontraba habilitado para transitar por dicho lugar, cruzó la terraza de este señor hasta la puerta de acceso a su vivienda por la terraza, que se encontraba abierta, asomándose al interior para comprobar si se estaban realizando obras, pero sin que en ningún momento traspasara el quicio de dicha puerta.

Conforme a estos hechos la Audiencia Provincial de Alicante en sentencia de veintiuno de octubre de dos mil catorce declara al Presidente de la Comunidad ABSUELTO, del delito de allanamiento de morada por el que había sido acusado.

Considera la Audiencia que el jurado, a tenor de las pruebas que ha tenido que valorar, ha optado por la opción tercera de los hechos. Esta opción supone que el acusado actuó en la creencia de que se encontraba legitimado para transitar por la terraza del Sr. XXX , sin entrar nunca en su vivienda, por su condición de Presidente de la comunidad de Propietarios, a fin de verificar sí se estaban realizando obras que pudieran afectar a elementos comunes. A este respecto hay que tener en cuenta los numerosos conflictos que han tenido la comunidad y el Sr. XXX , y que ha originado diversas resoluciones judiciales, por lo que cabe la posibilidad de que el acusado pensara que se estaba realizando una inmisión lícita en los elementos comunes de la comunidad.

Estamos en presencia de una actuación que, aún pudiendo considerarse objetivamente de ilícita, pues no hay que olvidar la numerosa jurisprudencia - STS 27/02/2013 , STJ Madrid de 14/02/2012 y STJ Granada de 8/04/2013 - que considera los jardines, patios y terrazas, como elementos constitutivos de una morada, se encuentra amparada por un error. Este error ocasiona que el acusado crea que su conducta no supone la infracción de una norma de conducta, aun cuando la misma pudiera ser calificada, en un primer momento, como ilícita. Esta creencia, aún errónea, de actuar, exime de responsabilidad criminal al agente actuante, si el error es de carácter invencible. En el caso concreto el Tribunal del Jurado ha considerado que el acusado estaba protegiendo unos intereses superiores -los de la comunidad -, y que venían dados en virtud de los diversos pleitos civiles pendientes entre la comunidad y el denunciante, que se sobreponían a la posible infracción que pudiera cometer, y así considera que el acusado se limitó a pisar una zona de la terraza y asomarse por la puerta de la vivienda, pero sin que nunca llegara a traspasar esta y, por tanto, se adentrara en el interior.

En definitiva, y por todo lo expuesto, el Tribunal del Jurado, que ha explicado suficientemente su resolución, ha valorado correctamente la prueba practicada, y es coherente la valoración realizada con los testimonios aportados, ha considerado que el acusado creía que estaba actuando lícitamente en defensa de unos intereses superiores, por lo que este error le exonera de cualquier tipo de responsabilidad penal.