Consultas legales - 807 520 008

lunes, 28 de septiembre de 2020

COVID 19: Una reflexión personal (II)

 

En mi anterior incursión en este tema, cinco meses han transcurrido, hacía una consideración introductoria que, para evitar innecesarias repeticiones, doy ahora por reproducida.

Evidentemente la situación no ha mejorado, más bien ha ido a peor, puesto que este es un blog dedicado a cuestiones inmobiliarias permítaseme el siguiente símil:

En España estamos como en una Comunidad de propietarios en la que se detectaran importante fallos estructurales en el edificio, que pueden provocar su derrumbamiento a medio plazo y el administrador, en lugar de encargar el estudio de la solución a un arquitecto y buscar la forma de financiar la reparación, dedica su esfuerzo a denostar al presidente de la Comunidad, porque fue elegido por turno y no democráticamente.

Al parecer su inconfesable interés es ese cargo de presidente de la Comunidad, a pesar de que sabe que la Ley no permite que lo ostente quien no sea copropietario del edificio.

Por otra parte ese único vecino, que existe en todas las comunidades, que se preocupa habitualmente por la marcha de los asuntos, en lugar de alertar a los demás sobre la gravedad del momento, se dedica a repartir cartas promoviendo la adhesión al presidente actual, precisamente porque fue elegido por turno , como siempre se ha hecho, aunque en alguna ocasión el turno no se respetó porque correspondía a un señor de edad provecta.

Por último otro copropietario ha anunciado que convocará una junta extraordinaria para destituir al administrador, proponiéndose como sustituto del mismo. Esta propuesta no parece que vaya prosperar porque ese señor no goza de las simpatías suficientes entre los miembros de la Comunidad de habitualmente asisten y votan en las juntas y tampoco tiene  suficiente poder de convocatoria para obtener la confianza y el voto de los demás condueños del edificio.

A lo mejor la solución consiste en llevar a cabo esa junta extraordinaria teniendo como único tema en el orden del día, la solución del grave problema estructural del edificio, proponiendo para ello un experto administrador libre de rastreros intereses, ajenos al asunto, y fomentando por todos los medios la participación de quienes se van a ver afectados si esa solución no se lleva a cabo en el tiempo oportuno.

1 comentario:

  1. En este país siempre nos parece mal lo que dice el del otro color... diga lo que diga.
    Si supiera alemán me iría a Alemania.

    ResponderEliminar

Si desea hacer una consulta personal, éste no es el cauce adecuado, y puede quedar sin contestación, es preferible que utilice el teléfono que se expone a continuación, recibirá atención directa e inmediata.
807 520 008 (1,21 eur./min. Desde fijo; 1,57 eur./min. Desde móvil)