Consultas legales - 807 520 008

jueves, 12 de enero de 2023

Una modalidad de estafa “on line” al inquilino.

 

HECHOS REALES, ocurridos en Madrid hace año y medio:

Dos personas se interesan por el siguiente anuncio, aparecido en la más conocida web de anuncios inmobiliarios:

Precioso piso.

Zona Islas Filipinas.

70 metros. 800 euros

 

Al ponerse en contacto telefónico con el “particular” que había puesto ese anuncio les comunica que tiene muchos interesados en ese piso y para evitar pérdidas de tiempo, antes de visitarlo deberán acreditar que tienen dos avalistas y la solvencia de éstos, remitiendo última nómina, DNI y datos de la cuenta corriente (IBAN).

Una vez remitidos esos datos por correo electrónico, conciertan la cita para visitar la vivienda. A partir de ese momento, desaparece el presunto casero, bloqueando cualquier intento de comunicación con él.

A renglón seguido comienzan a recibirse cartas de reclamación de empresas que han concedido microcréditos a nombre de las personas cuyo DNI se remitió por email.

Ante eso, se presenta denuncia en el juzgado de guardia, con el fin de paralizar la reclamación de esas supuestas deudas.

RECOMENDACIONES que se extraen de los anteriores hechos:

1.- Hay que sospechar de anuncios inmobiliarios de “gangas”. Cuanto más “perita en dulce” sea la oferta, mayor es la posibilidad de estafa. Nadie “da duros a cuatro pesetas”, ahora habría que decir “euros a 100 pesetas”, aunque sea el timo que nos dieron a todos los españoles.

2.- El hecho de que la oferta aparezca en una web muy conocida no añade ni un ápice de fiabilidad a ese anuncio. Ese tipo de web no suele tener un sistema de filtros para los anuncios que publica.

3.- No existe nunca razón suficiente para facilitar a un desconocido datos tan sensibles como el DNI, la nómina y el número de cuenta bancaria.

4.- Si, a pesar de todo lo antedicho, se proporcionan esos datos, el mínimo hecho anormal que ocurra debe denunciarse a las autoridades, para evitar o paliar los previsibles efectos dañosos a nuestra economía.

5.- También puede ser interesante “blindar” nuestra cuenta corriente contra ciberpiratas, por ejemplo, algunos bancos exigen una contraseña de un solo uso, que envían previamente por SMS, antes de aceptar un cargo en nuestra cuenta.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario